El despertar de un agujero negro

Un equipo de astrónomos están presenciando cambios nunca antes vistos en una galaxia, probablemente el resultado del repentino despertar del agujero negro masivo que hay en su núcleo, según un estudio publicado este martes en la revista Astronomy & Astrophysics y realizado con el telescopio de largo alcance (VLT) del Observatorio Austral Europeo (ESO). Investigación en la que participaron instituciones chilenas.

A finales de 2019, un equipo de astrónomos identificó una galaxia que, en principio, no tenía nada de especial, llamada SDSS1335+0728, a 300 millones de años luz de distancia, en la constelación de Virgo. El telescopio del Zwicky Transient Facility en el Observatorio Palomar en California había detectado automáticamente un aumento repentino en el brillo de esa galaxia.

El descubrimiento fue dirigido por Paula Sanchez Saez, una astrónoma de eso de Chile, quien utilizó una combinación de datos de archivo y nuevas observaciones de instalaciones en el desierto de Atacama, incluido el instrumento x-shooter en el VLT de eso.

Este gran hallazgo desconcertó a los científicos, quienes se apresuraron a investigar más a fondo utilizando una variedad de telescopios tanto en tierra como en el espacio. Lo que encontraron los dejó atónitos: un agujero negro masivo en el centro de la galaxia estaba despertando, incrementando su brillo a medida que se alimentaba del gas que lo rodeaba.

Este tipo de eventos cósmicos son extremadamente raros y ofrecen una ventana única para entender mejor cómo evolucionan las galaxias y los agujeros negros en el universo. Los astrónomos están ansiosos por continuar estudiando este fenómeno con tecnología avanzada como el extremely large telescope, en busca de más pistas que nos ayuden a descifrar los misterios del cosmos y nuestra propia existencia en él.

 

Imagina que has estado observando una galaxia distante durante años y siempre parece tranquila e inactiva y de repente su núcleo comienza a mostrar drásticos cambios en el brillo de una forma totalmente diferente a lo que se había observado antes", declara Paula Sánchez Sáez, astrónoma del ESO en Alemania y autora principal del estudio.

Paula Sanchez Saez

Deja un comentario